Cachivaches tecnológicos

CACHIVACHERO TECNOLÓGICO

Cachivachero; «adjetivo coloquial empleado en Chile, Argentina, Uruguay y Perú que hace referencia a aquella persona que guarda cosas innecesarias», de acuerdo a la RAE. Quizá debería agregar que podrían ser innecesarias pero seguramente de algún valor sentimental.

Usualmente asociamos este término con nuestros abuelos e incluso con nuestras madres. Pareciera que mientras más jóvenes, menos tendemos a coleccionar cosas. En mi experiencia personal, efectivamente de cuando en cuando aplico el Seiri en mi vida y acabo eliminando ropa, accesorios u objetos deteriorados o de poco valor que sólo acaban ocupando espacio.

Sin embargo, y seguramente muchos coincidirán, es que no sabría que hacer si se perdiera mi disco duro portátil (he oído casos dramáticos al respecto). Luego de más de 10 años de experiencia, luego de varios proyectos aquí y allá, e infinidad de lectura y música (sí, aún conservo música mp3) he llegado a la módica suma de 1 Tb (un uno y doce ceros) de información. Eso sin contar la información que tengo en Dropbox, los correos Gmail y la música en Spotify. Cuento con varios documentos sin leer pero no pierdo las esperanzas de que algún día lo haré.

Los que comprenden este drama, sabrán la difícil labor que demanda el querer organizar dicha información, si es que ya no han tirado la toalla. Se acaban los nombres posibles para las carpetas y empiezas a desarrollar tu creatividad, descubres que con nombres largos eventualmente no podrás grabar nada, que siempre existe esa carpeta en donde pones todo lo que no sabes en donde colocarlo y que nunca aprenderás a hacer backups.

¿REALMENTE PODEMOS CONTROLAR NUESTRA INFORMACIÓN?

En cierta forma, queremos seguir manteniendo el control de nuestra información valiosa. Creemos que con carpetas ordenadas, vamos a poder encontrar la información requerida, en el momento que la necesitemos.

Sin embargo es tanta, pero tanta, la información que manejamos que resulta complejo manejarla. Pero, ¿qué tanta información tenemos? ¿Es un Terabyte realmente «tanta» información? Para poner esto en contexto, deben saber que sólo Facebook genera 350 GB de información cada minuto, lo cual quiere decir que en poco más de 3 minutos llenaría mi disco duro que con tanto esfuerzo tarde más 10 años en llenarlo.

Online en 60 segundos

Diariamente se genera realmente tanta información en el mundo que carece de sentido querer controlarla. Lo que se requiere en verdad es ponerla en contexto de acuerdo a nuestras propias vivencias y encontrarle sentido. Unir los puntos.

¿CUÁNTO VALE TU INFORMACIÓN?

Pues si nos ponemos a pensar acerca de nuestra información, para la mayoría probablemente ésta tenga más un valor sentimental que un valor tangible.

Si estamos dando clases o haciendo conferencias se podría hacer tangible nuestro conocimiento en monedas y satisfacción personal, además de educar a aquellos que pueden asumir ese costo. Sin embargo, según los expertos en temas educativos, una de las grandes causas de abandono de estudios en el mundo es producto de falta de recursos; por lo que si bien de esta forma se logra generar conocimiento, el alcance es limitado.

La mayoría sin embargo está del otro lado. No dando clases o conferencias sino más bien aprendiendo y generando conocimiento silenciosamente. Podríamos hablar de información potencialmente valiosa que quizá si la compartimos podríamos realmente generar algún beneficio.

Sin embargo es un hecho que nos cuesta compartir. Quién no se ha topado con un profesor que te entrega las diapositivas sólo impresas porque es «su información» y le ha costado tanto trabajo conseguirla. O quizá con un amigo experto en algún tema pero que sin embargo no te lo dirá pues es su «salsa secreta», es aquello que lo diferencia del resto y lo hace ser lo que es.

Y ni se hable de errores cometidos. Ese es el eslabón perdido de la industria; es un tema tabú. No hay forma que mencione que cometí un error pues eso es de locos; sería un suicidio colectivo en contra de uno mismo y de nuestras expectativas de destacar en lo que sabemos hacer.

Y así, entramos en un círculo vicioso en donde la gente tiene cosas que contar e información relevante pero muchas veces no encuentra valor en compartir aquello que sabe por temor al plagio o por falta de reconocimiento. Esto no sólo podría estar frustrando un valioso aprendizaje y así evitar «tropezar con la misma piedra una y otra vez» sino también podría mermar futuros emprendimientos e innovaciones, perdiendo así la oportunidad de crecer como industria; como personas.

¿POR QUÉ SUCEDE ESTO?

Probablemente haya un trasfondo social-educativo detrás que nos lleva a esta conducta. La sociedad nos cría para comportarnos así. Cuando dejas la universidad e inicias a trabajar, encuentras estas actitudes en algunas personas y conforme desarrollas tu carrera decides estudiar un curso o capacitación y te das cuenta que efectivamente todo luce más sencillo cuando te lo enseñan que cuando lo implementas pues aparecen una serie de problemas que derivan en mejoras a lo aprendido pero que en muchas ocasionas caerán en saco vacío y así, conforme transcurre el tiempo, te convertirás en un gran profesional a la medida de la sociedad, listo para formar a nuevos profesionales cortados por la misma tijera.

Nos han engañado. Nos han hecho creer que así debe funcionar el sistema.

Pero, ¿qué pasaría si pudiéramos encontrar el camino para poder expresarnos libremente y sin prejuicios, en donde no sólo nos beneficiáramos por el hecho inherente de reflexionar y aprender colectivamente sino que además, contribuyéramos de forma trascendente y profunda con la sociedad y la industria; en donde nos reconociéramos como personas y entendiéramos que errar es parte del proceso de aprendizaje y que representa oportunidades de mejora? ¿Qué pasaría si creáramos un entorno en donde podamos crear valor real de todos nuestros Gigabytes y conocimiento almacenados; dándole un sentido y un propósito?

¿Es esto una utopía? Qué opinas.

Publicado por

Cristhian Caña Ramos

Ingeniero Civil de profesión, apasionado por e involucrado en la aplicación y difusión de temas de innovación y tecnología en diversas industrias.

Un comentario sobre “CACHIVACHERO TECNOLÓGICO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *