BIG DATA

PARADIGMA: BIG DATA Y LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

Lo poco desarrollada de la Industria de la Construcción y su baja productividad pone en duda los beneficios producto de emplear tecnologías como el BIG DATA. Analicemos este paradigma.

¿QUÉ ES BIG DATA?

Es un concepto que hace referencia al almacenamiento de una gran cantidad de datos, procesados en un tiempo razonable. Posee las siguientes características principales:

  • Volumen: se maneja una gran cantidad de información.
  • Velocidad: procesamiento de datos a una gran velocidad.
  • Variedad: datos provienen de diversas fuentes.

Sólo para tener sensibilidad de la cantidad de información que se genera diariamente, si grabáramos en un DVD toda la información generada en sólo un día y los apiláramos uno sobre otro, llegaríamos a la luna 2 veces (Bernard Barr, 2014).

¿Y PARA QUÉ SIRVE?

El BIG DATA tiene muchas aplicaciones en diversas áreas.

Por ejemplo, a través de tu participación en las redes sociales, tus «likes» y tus comentarios, sumado a los movimientos de tu tarjeta de crédito y tus búsquedas en Google, las empresas de retail pueden lanzar campañas personalizadas de determinados productos. Muchas empresas dedicadas a la publicidad cuentan con departamentos exclusivamente dedicados a esta labor.

Desde otro punto de vista, un caso destacable es el proyecto WIFIRE, en donde participan la Universidad de California y otras entidades, cuyo objetivo es mantener un sistema integrado de predicción y respuesta contra incendios a través del uso de datos provenientes de diversas fuentes como son: las personas, a través de las redes sociales; sensores, de satélites, videos, entre otros; y de las organizaciones relacionadas.

Teniendo en cuenta que en la actualidad contamos con una gran cantidad de datos, el poder integrarlos, hacer sentido de ellos y generar valor es de mucha utilidad para tomar decisiones más precisas.

LUEGO, ¿EL BIG DATA BENEFICIA A TODAS LAS INDUSTRIAS?Impacto de BIG DATA en Industrias

Algunas industrias como el retail o la salud ya se están viendo beneficiadas (ver Figura 1). Sin embargo, algunos sectores le sacan más partido que otros.

En el caso de la Construcción y tomando como referencia la productividad obtenida en Estados Unidos en el periodo 2000 – 2008, vemos que existen ciertas barreras para la implementación efectiva del BIG DATA (ver Figura 2). De acuerdo al informe emitido por el McKinsey Global Institute en 2013, la poca facilidad para obtener datos y por ende la poca disponibilidad de los mismos sumado a la falta de personal dedicado a dicha labor, hace que el potencial de BIG DATA en el rubro de Construcción sea bajo.Productividad vs potencial de aplicación de BIG DATA

Sumado a ello, la cantidad de información que se maneja en construcción no se compara con lo que se hace en otras industrias. Por ejemplo, ACONEX reportó en el 2013 un acumulado de 14.5TB correspondientes a modelos BIM (Building Information Modeling) cargados en su repositorio mientras que Facebook procesa diariamente 30PB de datos (100 TB equivalen a 1PB).

BIG DATA Y CONSTRUCCIÓN

El informe McKinsey parece algo desalentador sin embargo, plantea dos desafíos en el rubro:

  • la evidente necesidad de incrementar la productividad.
  • la oportunidad de aprovechar las tecnologías existentes (pese al bajo potencial detectado).

Una aplicación en proceso de desarrollo son las llamadas CIM (City Information Modeling) como una extensión de los Modelos BIM. Por otro lado, el auge que van a tener en un futuro las SMART CITIES y su impacto en la calidad de vida de las personas también avisora una posible aplicación, aunque más ligada al bien terminado que al proceso constructivo. Ambos temas son desarrollados en una publicación muy interesante de Fabiano Correa de la Universidad de Sao Paulo.

Personalmente considero que la Industria de la Construcción tiene aún mucho potencial por desarrollar y que la respuesta está en ver la foto completa: las construcciones como parte de un todo. Si la tecnología ha permitido desarrollos valiosos en muchas otras industrias y de las formas más inesperadas en algunas de ellas, es correcto esperar beneficios también en este rubro.

Al fin y al cabo, los paradigmas están hechos para romperse así que por qué no pensar en grande. El reto está planteado.

Publicado por

Cristhian Caña Ramos

Ingeniero Civil de profesión, apasionado por e involucrado en la aplicación y difusión de temas de innovación y tecnología en diversas industrias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *