Digital People

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

¿QUÉ ES TRANSFORMACIÓN DIGITAL?

Transformación Digital es un término empleado cada vez con más frecuencia en el entorno empresarial y que hace referencia al proceso de adaptación de nuevas tecnologías a sus procesos con la finalidad de hacerlos más eficaces. Entendiendo la tecnología como un medio más no como un fin (pensamiento no compartido por todos), es comprensible que en un mundo con cada vez más información y más desarrollos tecnológicos, el adaptarse a ellos sea una necesidad más que una elección.

Sin embargo hay ocasiones en los que la adaptación no es suficiente. En algunas situaciones la decisión pasa por cambiar de rumbo y reinventarse (quizá el caso de Blockbuster sea uno de los más familiares para nosotros). Informes como el de el futuro del trabajo emitido por el Foro Económico Mundial y discutido este año en Davos, muestra los cambios radicales en el empleo en tan sólo 5 años, producto de la Disrupción Tecnológica como uno de los factores preponderantes.

INNOVACIÓN Y PERSONAS

Ante esta situación es preciso analizar correctamente nuestra situación y quizá preguntarnos ¿Cómo hacer las cosas diferentes a como las hemos venido haciendo? Desde ese punto de vista, la innovación provee respuestas para encontrar soluciones a los problemas que existen o que vendrán. Ahora, teniendo en cuenta que la innovación surge a partir de ideas y que las ideas provienen de las personas, es ese factor humano el que hay que cultivar. Por más cliché y materialista que suene, las personas son el recurso más importante de una empresa.

Y de entre todas las personas, son los Millenials lo que están dando más que hablar.

Millenial

MILLENIALS

Se dice que los que están liderando todo este cambio son aquellos pertenecientes a la llamada Generación Y o Millenials, categoría asignada a aquellos nacidos entre 1980 y el 2000. Catalogados como la generación más preparada de la historia, valoran poco la privacidad (publican todo en las redes sociales) y anteponen el compartir al sentido de propiedad (por ejemplo, prefieren compartir un auto a comprar uno), tiene facilidad y apertura con el uso de tecnología, tendencia al trabajo colaborativo por lo que prefieren estructuras organizacionales horizontales antes que verticales, tienen capacidad de aprender rápido, versatilidad e innovación en las venas y además, conscientes de la cantidad de información que existe y se genera, prefieren enfocarse en hacer las preguntas correctas antes que creerse poseedores de todas las respuestas. En palabras de un ejecutivo cuando se le preguntó acerca de qué hacen los Millenials que los hace tan especiales: “Pues no lo sé. Pero que lo hagan con nosotros”.

Hace un mes tuve la oportunidad de participar en una Feria en Madrid en donde discutían acerca del futuro digital (Futurizz) y me quedé sorprendido por el pavor que ha generado esta generación en grandes empresas ligadas con tecnología y todos los esfuerzos que hacen éstas por evitar tanta rotación de personal en sus compañías y se adapten a sus estructuras usualmente rígidas.

Aun así, no creo que sea conveniente circunscribir una forma de ser a una edad específica. Total, toda generación nueva siempre se ha caracterizado por la rebeldía y nuevas formas de hacer las cosas. La gran diferencia con esta generación está, como lo indica Santiago Siri en su libro Hacktivismo, entre aquellos que nacieron con acceso a la Red (Web) y aquellos que no: generación online vs offline. Al final, son ellos en su mayoría quienes dominan las tecnologías que dirigirán el mundo en los próximos años.

¿ENTONCES QUÉ ES TRANSFORMACIÓN DIGITAL?

Podríamos decir a raíz de lo expuesto que la definición de Transformación Digital está ligada a la capacidad de adaptarse de las personas a los cambios que están ocurriendo.

Está claro que este proceso de cambio requiere tomar conciencia en primer lugar de nuestra realidad y en segundo lugar de que es necesario tener cierta actitud para afrontar dicha realidad. En ese sentido, la verdadera transformación digital está en la mentalidad de las personas. Es un tema de actitud: de ser humilde para poder reconocer nuestras fortalezas y debilidades; de no dejar de aprender y de desaprender de ser necesario y de reconocer que la diferencia no la hace la tecnología sino el uso que le demos.

El mundo está cambiando constantemente y muy deprisa, como nunca antes había ocurrido en la historia de la humanidad. Y respecto al futuro hay muchas proyecciones que incluso podrían caer en el rubro de ciencia ficción para algunos. Sin embargo, es en el presente, aquí y ahora, donde efectivamente podemos generar el cambio. Sólo depende de uno mismo realizar dicha transformación.

Publicado por

Cristhian Caña Ramos

Ingeniero Civil de profesión, apasionado por e involucrado en la aplicación y difusión de temas de innovación y tecnología en diversas industrias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *